ROOSTIQ CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DEL PAN CON SU PAN DE FINCA

  • October 9, 2018

  • El próximo 16 de octubre se celebra el Día Mundial del Pan, una ocasión ideal para descubrir la receta de pan de Roostiq, que elabora en colaboración con un panadero de Ávila con harinas de trigo y centeno 100% naturales y levadura de masa madre. Un pan sano, esponjoso y de larga duración ideal para saborear esta fecha.
  • Roostiq sirve a sus comensales un pan de larga fermentación en frío que se hace mediante pliegues y no con amasadoras mecánicas. El resultado es un pan de corteza crujiente con un interior hidratado, cuyo sabor proviene de las bacterias que contiene su levadura.
  • Este restaurante de finca, situado en el número 47 de la calle Augusto Figueroa, obtiene los ingredientes de sus platos de su propia finca de 150 hectáreas en Ávila, y los elabora a través de su cocina a fuego en tres variantes: fuego de leña en su horno napolitano, fuego a carbón en su parrilla y fuego directo, salteando el alimento a la llama.

Madrid, octubre 2018. Es indudable el respeto y amor que siente Roostiq por su cocina, sentimiento que se ve cada día reflejado en su pan y en las materias primas que utilizan para su elaboración. “Un pan sano, de buena digestión, más esponjoso y de larga duración como los de antes”, según Cecilia Bustamante, gerente de Roostiq, con el que celebrar el Día Mundial del Pan el próximo 16 de octubre en el restaurante de finca del corazón de Chueca. El pan que se sirve en Roostiq cada día nace de una receta propia que se elabora en colaboración con un maestro panadero de Ávila, la ciudad castellana donde se ubica su finca.

 

Roostiq sirve a sus comensales un pan de larga fermentación en frío, cuya característica principal es que se hace mediante pliegues y no con amasadoras mecánicas, para evitar que se caliente en exceso la masa durante el proceso de amasado. En esta receta propia del restaurante, se prefiere que la incorporación del oxígeno y el gluten también se haga mediante pliegues. Un proceso de elaboración que se asemeja más a los de antes y proporciona al pan un sabor diferente, algo más profundo, gracias a las bacterias que contiene la masa madre.

 

El respeto de Roostiq por las materias primas de calidad también está presente en las harinas que utilizan de trigo y centeno 100% naturales y una masa madre que se retroalimenta cada día durante la fermentación en frío. Durante la cocción del pan se tienen muy en cuenta las temperaturas de hidratación de vapor del horno con el fin de conseguir que la corteza caramelice bien y lo proteja. “Su aspecto tostado pero hidratado por dentro y su corteza gruesa le aportan una mayor durabilidad al pan”, apunta Cecilia Bustamante. Es fundamental que cuando se sirva en el restaurante cada trozo sea crujiente, esté templado y que la miga tenga el grado de hidratación óptimo. Un pedacito de Ávila traído a Madrid para compartir y disfrutar en torno a una mesa todos los días del año.

 

El Día Mundial del Pan cumple este año su XII edición, un evento creado por la Federación Internacional de Panaderos (UIB) para dedicar un día a la historia y al futuro del pan, compartir el trabajo de los panaderos, intercambiar pareceres sobre la materia prima y apostar por su puesta en valor. Un alimento básico que lleva formando parte de nuestra vida desde la prehistoria y que no goza del prestigio, que debería tener, por parte de algunos.

 

Sobre Roostiq

Este restaurante de finca, que nace en el corazón de Chueca, en el número 47 de la calle Augusto Figueroa, obtiene sus productos de su propia finca de 150 hectáreas en Ávila, y los elabora a través de su cocina a fuego en tres variantes: fuego de leña en su horno napolitano, fuego a carbón en su parrilla y fuego directo, salteando el alimento a la llama. Una forma de entender la cocina que nace del sumo respeto por el producto de calidad. La carta honesta y breve de Roostiq evoluciona según los alimentos de temporada que llegan a Madrid desde su El concepto gastronómico de Roostiq ha sido la base utilizada por la arquitecta y diseñadora de interior María Villalón para crear el ambiente del restaurante donde la cocina a la vista es la gran protagonista.


www.roostiqmadrid.com
C/ Augusto Figueroa, 47
Precio medio: 30 euros
Horario: M-X:13.00-01.00h, J: 13.00-02.00h, V-S: 13.00-02.30h, D: 13.00-17.00h

Rios & Toth