ROOSTIQ

COCINA A FUEGO

El respeto al producto cocinado a fuego en horno napolitano y parrilla es la base de Roostiq, un restaurante de cocina rústica en el ambiente ‘cool’ y cosmopolita que ofrece el madrileño barrio de Chueca.

De su finca en Palazuelos (Ávila) proceden productos derivados del cerdo, el pollo y las hortalizas para elaborar platos de la máxima calidad como su novedosa propuesta:  torreznos con champán bautizada como Bella y Bestia.

El horno napolitano, centro de la cocina de Roostiq, se mantiene a 485 grados y permite sellar el exterior de los alimentos y conservar la jugosidad en su interior ofreciendo, así, lo mejor de cada producto al cliente.

roostiqmadrid.com

PRENSA

Rios & Toth