FUNDACIÓN OTAZU Y ARCOMADRID PRESENTAN LA OBRA DE QUINCE ARTISTAS VENEZOLANOS EN LA SALA 37 DE ARCOMADRID

  • February 14, 2018

  • Quince artistas venezolanos contemporáneos mostrarán parte de su obra en la Sala 37 de ARCOMadrid, gracias al apoyo de Fundación Otazu y de la coleccionista venezolana Solita Cohen.
  • La muestra, comisariada por Isabela Villanueva, pretende mostrar una aproximación a artistas del país que por la situación económica y política no han tenido la oportunidad de exhibirse fuera de sus fronteras.
  • Fundación Otazu ha creado una beca para apoyar a un artista residente en el país latinoamericano con dificultad para conseguir fondos, becas o apoyo para producir obra. El ganador se conocerá en el evento de inauguración de la Sala 37 en ARCOMadrid.

    Otazu, enero de 2017. Luis Arroyo, Magdalena Fernández, Dulce Gómez, Arturo Herrera, Juan Iribarren, Suwon Lee, Esperanza Mayobre, Esmelyn Miranda, Luis Molina-Pantin, Jorge Pedro Núñez, Juan José Olavarría, Oscar Abraham Pabon, Lucia Pizzani, Luis Romero y Christian Vinck. Estos quince artistas venezolanos contemporáneos mostrarán parte de su obra en la Sala 37 de ARCOMadrid, gracias al apoyo de Fundación Otazu y de la coleccionista venezolana Solita Cohen.

    La muestra, comisariada por Isabela Villanueva, pretende dar a conocer e impulsar la producción artística contemporánea del país sudamericano. Como la comisaria explica, ““esta muestra no puede ni pretende mostrar un panorama completo del arte contemporáneo venezolano, sino sólo una aproximación a artistas del país que por la situación económica y política no han tenido la oportunidad de exhibirse en conjunto fuera de sus fronteras”.

    La muestra incluye a artistas reconocidos a nivel internacional, como Arturo Herrera o Magdalena Fernández, junto a jóvenes con trayectorias más cortas. También están representados creadores que aún residen en el país latinoamericano, como Dulce Gómez o Esmelyn Miranda, así como otros que tuvieron que emigrar y residen fuera del país latinoamericano.

    Lo cierto es que Venezuela ha sido un país muy afortunado en el área artística, tanto desde la modernidad, cuando grandes figuras como Alejandro Otero, Gego o Jesús Soto, entre otros, realizaron investigaciones y trabajos que son hoy en día reconocidos por su contribución a la historia del arte,
    como durante las siguientes décadas, cuando importantes artistas conceptuales o experimentales, como Carlos Cruz-Diez, el colectivo del Techo de la Ballena, Yeni & Nan, o Roberto Obregón también produjeron obras imprescindibles y que actualmente pertenecen a las colecciones de grandes museos, como el MoMA o el Reina Sofía. Lamentablemente, no es tan conocida a nivel internacional la producción más reciente de los artistas contemporáneos venezolanos, y se han organizado pocas exhibiciones o publicaciones para darlos a conocer fuera de Venezuela. La generosidad de ARCOMadrid, junto al apoyo de la Fundación Otazu y el emprendimiento de Solita Cohen han hecho posible esta muestra colectiva integrada por artistas menores de 60 años.

    La selección de las obras realizada por Isabela Villanueva ha tomado como base la noción de deconstrucción desarrollada por Jacques Derrida, comprendida como un proceso continuo de cuestionamiento de las bases aceptadas de significados. Además, la comisaria ha incluido a artistas que no tiene presencia en las galerías presentes en ARCOMadrid para darles así la posibilidad de exhibir a un mayor número de creadores venezolanos. La mayoría de las piezas vienen directamente de los artistas, pero también se mostrarán obras de artistas venezolanos de la Colección ARCO.

    Como muestra de su compromiso con el arte venezolano, Fundación Otazu ha creado una beca para apoyar a un artista residente en el país latinoamericano con dificultad para conseguir fondos, becas o apoyo para producir obra. El ganador se conocerá en el evento de inauguración de ARCOMadrid.

    Bodega Otazu: vino, arte, historia, naturaleza

    Bodega Otazu es la bodega situada más al norte de España para la producción de vino tinto. Se encuentra ubicada a solo 8 km de Pamplona y está enmarcada entre la sierra del Perdón y la sierra del Sarbil, con el río Arga como delimitador natural.

    Todos sus vinos están elaborados exclusivamente con las uvas procedentes de las 110 hectáreas de viñedo propio que rodean la bodega: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay. Un viñedo certificado como Denominación de Origen Protegida Pago, la máxima categoría que puede obtenerse en España, lo que garantiza la selección y la personalidad inimitable de cada uno de sus vinos.

Rios & Toth